Las encimeras son un elemento común en todas las cocinas, por esta razón creemos que es interesante dar a conocer qué materiales se llevan más en la actualidad.

 

En esta primera parte, encontramos la encimera de acero inoxidable. Este tipo de material da a la cocina un aire industrial debido a que es utilizado en gran medida en el mundo de la hostelería, pese a esto, se ha puesto de moda usarlo en cocinas domésticas. Sus características principales son su facilidad para limpiarlo, aunque requiera de mantenimiento constante, y el hecho de que sea muy higiénico debido a la escasez de bacterias que se encuentran en la superficie. Se tienen en cuenta 3 tipos diferentes de acabados según cuáles sean nuestras necesidades:

 

VIBRADO

 

acero-vibrado

Estéticamente más uniforme que el satinado, aunque su punto fuerte reside en que es muy difícil de rallar a causa de que ha estado rallado previamente de forma uniforme en todas direcciones.

 

SATINADO

 

acero-satinado

Probablemente el más utilizado, frecuente en electrodomésticos de gamma alta, ya que le da un toque muy distintivo.

 

PULIDO

 

acero-pulido

Utilizado en cocinas de diseño por su elegancia, su punto flaco es su delicadeza.

 

Es posible combinar el acero inoxidable con otros materiales o bien utilizar diferentes tipos de acabados en diferentes partes de la distribución, además de poder escoger el grosor de la encimera al gusto.